Post - Jerez

Andalucía

Title

Enoturismo denominación Sherry

El nombre histórico está escrito en mapas de la época, el territorio llevado al papel con trazos que hoy día se pueden seguir a pies juntillas. El viajero del vino tiene un destino obligado en la tierra de los vinos generosos, vinculados por la cultura andaluza a la fiesta, al caballo y al flamenco, siempre en buena compañía y fomentando las relaciones humanas más sinceras. Jerez es historia del vino en estado puro, y con esa arma ha litigado por una palabra, Sherry, que claramente tiene su origen allá por los tiempos de Sherish, el nombre de la ciudad en la dominación islámica en la Península Ibérica.

Desde los textos de Estrabón el griego en el siglo I a.C. y continuando por fenicios, cartagineses, romanos, árabes y demás pobladores sucesivos, el vino siempre se ha conocido en este rincón de España con el cultivo de la vid ininterrumpido. Además, el enoturismo es un término de nuevo cuño, pero realmente siempre ha habido viajeros que con el reclamo de su vino han visitado esta región de Andalucía para vivir una creación única. Generosos, acorde con sus habitantes y el modo de entender la vida que practican, todo compartido y si es con un brindis y alegría mucho mejor.

Personas, lugares, cultura, tradición y vino, olor y sabor de orgullo de una tierra vitivinícola por excelencia. Desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen lo tienen todo preparado, sin olvidar los ritos del visitante y su acomodo a los usos del caldo del lugar, siempre con la satisfacción de contar con una serie de bodegas que se consideran auténticas catedrales. Es el Marco de Jerez, ese es el destino de quienes sean exigentes y estén interesados en las sensaciones, el aprendizaje, la historia y el buen clima. Es uno de los destinos más famosos y visitados de este país, con personas que han buscado inspiración para realizar creaciones universales que para la humanidad han quedado.

La naturaleza bendice el conjunto con paisajes y playas, y la cultura no falta a la cita reclamada por la atmósfera creativa que envuelve al conjunto. Con todo unido, si hay un sitio en el que se inventó el enoturismo, desde luego que ese fue Jerez, en principio en exclusiva por sus bodegas abiertas al público sin complejos de manera pionera y después haciéndose a los nuevos tiempos y ampliando la oferta. Aproximadamente se estima en medio millón de turistas anuales el flujo que el vino vierte sobre la zona, exigiendo que la calidad no solo esté en los caldos sino en el nivel de profesionalización y de servicio que se presta al visitante.

La Ruta Oficial que desde el Consejo Regulador proponen, de cuya página se han extraído las fotografías que ilustran este artículo, comienza en torno a la tradición marítima como consecuencia de siglos de presencia de civilizaciones. El Marco de Jerez es exquisita y variada oferta gastronómica para acompañar los vinos, dando un sentido magnífico a la palabra maridaje. Los caldos son de la gente y la gente de los caldos, tanto en relación a los vinos, a los brandies y a los vinagres. En 2006 se crearon las Rutas del Vino y Brandy del Marco de Jerez salpicadas de bodegas, enotecas, hoteles, restaurantes, museos y empresas de ocio.

La Asociación de las Rutas agrupa a más de 100 establecimientos asociados y basa su filosofía en la mejora continua fomentando el desarrollo del enoturismo. Promoción e impulso de la economía local y protección del entorno natural. Ha sido certificada con la Marca de Calidad “Rutas del Vino de España”, y hay un grupo de poblaciones que se distribuyen según sus funciones en el proceso de elaboración del producto de fama mundial que sirve de excusa para un viaje al corazón de Andalucía.

Es por ello que al igual que sucede con los municipios se haga con las bodegas, que estén clasificadas, y teniendo en cuenta que esa palabra no se refiere únicamente a la construcción, al edificio, al lugar, sino también a las compañías. Según el momento del proceso de elaboración quedan encuadradas en distintos registros oficiales del Consejo Regulador: Bodegas de Crianza y Expedición, Bodegas de Crianza y Almacenado, Bodegas de Producción. Es preciso apuntar que existe también un registro para las llamadas Bodegas de Elaboración, todo ello en pos de la calidad como bandera y razón de ser.

En él han de inscribirse cada año las instalaciones dedicadas a lagares o plantas de molturación, en las que, durante la vendimia, se realiza la transformación de la uva en el vino base. Hay 64 en crianza y expedición situadas en la zona destinada a ello y que está formada por Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, pero además de esas bodegas y poblaciones hay otras muchas más. Toca descubrirlas.

Compartir Artículo

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación, en cumplimiento del RD-L 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de Cookies  OK  + Info